Street Fighter V conserva el estilo de juego de pelea con desplazamiento lateral de sus predecesores, en el que dos luchadores usan una variedad de ataques y habilidades especiales para noquear a su oponente. El juego cuenta con el medidor de EX introducido en Street Fighter III, que aumenta a medida que el jugador conecta sus ataques al oponente y se puede utilizar ya sea para aumentar el poder de sus ataques especiales o realizar super combos conocidos como CriticalArts, aunque en esta entrega se han suprimido los FocusAttacks del juego anterior. El juego sin embargo presenta el "V-Gauge", que aumenta a medida que el jugador recibe ataques de su rival y añade tres nuevas técnicas: V-Skills, V-Reversals, y V-Triggers. V-Skills son ataques especiales únicos para cada luchador; por ejemplo, Ryu puede parar un ataque mientras que M. Bison puede reflejar proyectiles, algunos de los cuales aumenta el "V-Gauge" cuando se realiza con éxito. V-Reversals permiten a los jugadores utilizar una sección de la "V-G